Son Cremita: “Ninguno de nosotros pasa un sólo día sin escuchar o hacer música”

Son Cremita se ha convertido en impulsor de  la movida salsera en las salas de Madrid. Música en directo con sonidos que recuerdan al despertar salsero de los años 70 en Nueva York y Latinoamérica. Llevan muy dentro la música, el son, el ritmo… y contagian a los espectadores invitándoles a participar en una actuación en la que la gente baila, ríe y pasa un buen rato. Son Cremita nace del mestizaje de un barrio tan multicultural como es Lavapiés donde los latinos se encuentran con los castizos.

M.V.: Contadnos brevemente la historia de Son Cremita; un grupo que, como decís, reúne latinos y castizos.

S.C.: Son Cremita nace de las ganas de hacer música, particularmente  son cubano, y de pasarlo bien de tres músicos: Gustavo Moreira de Caracas-Venezuela en la percusión y voz, Iago Bermejo con su tres cubano y voz, y Mario Boville y su guitarra y voz, estos últimos de Madrid.

Nos solíamos reunir en la Tabacalera de Lavapiés para tocar entre sus pasillos y cualquier rincón donde su pudiera montar una pachanga de bongo, guitarra y tres, y todos los amigos cantando a coro el Cuarto de Tula, Marieta o cualquier otro tema de la tradición Cubana. Cuando  cerraban la Tabacalera nos quedábamos en el banco de enfrente tocando  y cantando hasta que tocaba moverse a una plaza cercana donde seguíamos cantando y tocando hasta al amanecer, o llegara la policía, lo que sucediera primero.

En esa plaza conocimos Jhormin Barretto, bajista, y a un flautista muy particular, Jacobo; así que decidimos darle un toque más de seriedad e ir a una sala de ensayo a montar más temas, comenzamos a ensayar en la Zebra Coja de Lavapiés. Más adelante recibí una muy grata llamada de un amigo recién llegado de Venezuela, buscando con quien tocar y así se incorporó Federico Rengifo en el bongó. Más tarde llamé a Alfredo Perdomo para invitarlo a incorporarse a la banda y aceptó.

M.V.: Y comenzaron los conciertos, ¿no?

S.C.: Sí, creíamos que estábamos completos e hicimos conciertos. Patio Maravillas, Tabacalera, Locales de Madrid como: el Café Berlín, Echegaray 21, la celebración del Día de la Música en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, clases de salsa con música en directo en la Sala Juglar.  Desde el 2010 hasta hoy, seguimos conformados como una banda que promueve la expresión salsera y sonera. El último en llegar al grupo pero no menos importante fue David Moreira, quien un día llegó al Café Berlín de Madrid se montó a tocar su violín como invitado y hasta hoy día continúa con nosotros.

M.V.: Tenéis, también, una instrumentación muy peculiar y variada, explicadnos el por qué.

S.C.: La peculiaridad de Son Cremita radica en la sonoridad de sus instrumentos, los tradicionales como el tres cubano y un set de percusión latina completo con bongó, tumbadoras y timbal, una musicalidad contemporánea  creada con la guitarra eléctrica, acompañado de la sonoridad rítmica de un bajo eléctrico. Un violín que hace líneas de instrumentos de viento e improvisa sobre una base rítmica muy bien armonizada. Además de esto contamos con la participación de instrumentos de viento como la trompeta y la flauta travesera (como invitados en algunos conciertos) que apoyan la sonoridad de los estribillos con improvisación en moñas y mambos. Lo que se traduce en un sonido particular único en Madrid.

M.V.:  Habladnos un poco de vuestro repertorio.

S.C.: El repertorio de Son Cremita está fuertemente influenciado por esos genios que crearon el son y la salsa en los años 60, 70 y 80 y que hasta hoy tienen vigencia por su sonoridad, su genialidad, musicalidad y capacidad de hacer bailar a cualquiera, tales como: Ray Barreto, Eddie Palmieri, Joe Cuba, Cheo Feliciano, Óscar de Leon, La banda sigilosa, Gonzalo Grau y La clave secreta, Grupo Mango, Bailatino, La dimensión Latina, Cachao, Daniel Santos y Las Estrellas de Fania, entre otros.

M.V.: ¿Qué acogida tiene la salsa en Madrid?

S.C.: La salsa en Madrid es bien recibida de forma general, aunque muchos todavía no saben la diferencia entre una salsa y un merengue, por ejemplo. Hay muchos clubes y bares que tienen clases de salsa durante la semana donde se crea un ambiente agradable y distendido que se presta al buen rollo y es acogida como una actividad lúdica. Por ese lado todo bien pero por el otro, lo “malo” de esto es que a la gente que baila se le pone un CD previamente mezclado con una cantidad de música que en algunos casos no es ni salsa (ejemplo la Kizomba) y solo se le enseña a contar pasos y a dar vueltas, restándole importancia a la música en sí, al género, a los músicos que la hacen posible, a los diferentes estilos de salsa y son, a sentir la música de verdad.

Lo novedoso que trae Son Cremita y para Madrid, y cualquier ciudad europea en general, es poder ver y sentir la energía de 7 músicos en escena, de diferentes nacionalidades, con un objetivo común que es hacer salsa en directo para que la gente baile, disfrute del genero, lo aprecie y lo valore o simplemente disfrute de un concierto, cada quien es libre de disfrutarlo como quiera.

M.V.: Describidnos una actuación vuestra.

S.C.: Una actuación de Son Cremita es un homenaje a los grandes de la salsa y el son donde 7 músicos ofrecen lo mejor de su talento, con la máxima dedicación y entrega. Cada show es diferente, siempre lleno de energía pero también de mucho sentimiento. Son Cremita hace desde salsa brava, pasando por el son y hasta un bolero de lo más romántico para que esos que ese están conociendo mientras bailan sientan no solo lo que es sudar dando vueltas, sino esa “hormigas en el estómago” que te ofrece el bailar cerca de alguien y poder sentir hasta sus latidos del corazón. En nuestras actuaciones encontrarás gente bailando, gente sonriendo, músicos improvisando y descargando, todo dentro de un marco de buen rollo y mucha alegría.

En una actuación de Son Cremita también te encontrarás artistas invitados que son siempre bienvenidos a colaborar y hacer música de gran calidad. Nos han acompañado artista como: Gonzalo Grau (Pianista y Director de la Clave Secreta así como arreglista mundialmente reconocido), El pianista “Caramelo” Masó (pianista cubano instalado en Madrid con una larga trayectoria), Tomás Sánchez (percusionista de Carlos Baute), Shango (percusionista de Carlos Vives), los músicos que acompañaron a Rubén Blades en su última gira por España, Aquiles Báez (Guitarrista y arreglista venezolano), y como ellos muchos más que han compartido su talento tanto con nosotros como con nuestro público.

M.V.: Vosotros tocáis siempre en directo, ¿es algo importante para vosotros?

S.C.: La música en directo es lo que nos une porque nos da la oportunidad de mostrar lo que en realidad se quiere transmitir.  La música, es el medio que tenemos para transmitir nuestras cotidianidades y lo que ello conlleva porque tiene una carga emocional que puedes ver en cada ejecución: la cara de concentración cuando improvisan, el momento de inventar un coro nuevo para mencionar a un compañero que esta improvisando. Puedes ser partícipe de lo bien que nos lo pasamos haciendo los que nos gusta y eso no lo consigues en un CD, ni del músico más relevante. Es lo que tiene la música en directo, si bien queremos grabar un CD para dejar constancia de nuestro trabajo, seguiremos ofreciendo nuestro talento en directo siempre que se pueda.

M.V.: ¿Qué es para vosotros la música?

S.C.: En Son Cremita somos todos músicos y melómanos, los que nos hace adictos, esclavos de la música. Es un modo de vivir, es una lucha constante por mejorar y llegar a ese climax que solo el buen sexo y la música son capaces de dar, ninguno de nosotros pasa un día sin escuchar o hacer música.

M.V.: ¿Cuál sería vuestro sueño en el mundo de la música?

S.C.: Más que un sueño Son Cremita tiene como objetivo dar a conocer las bondades y beneficios de la Salsa en directo en toda España y en un futuro cercano en Europa.

M.V.: ¿Qué planes tenéis a corto plazo?

S.C.: El próximo plan es grabar un CD promocional que sería una recopilación de los temas que mejor nos han sonado, así como un par de  originales. Así como empezar a pequeñas giras por Europa y sus alrededores.

Una respuesta a “Son Cremita: “Ninguno de nosotros pasa un sólo día sin escuchar o hacer música”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s